miércoles, 9 de octubre de 2013

VELOCIDAD CONTRA SOLIDEZ



Colombia está frente a un desafío enorme en Barranquilla. Se enfrenta a una selección chilena que, a pesar de tener casi los mismos nombres que en el duelo que se llevaron los dirigidos por José Néstor Pékerman en Santiago, vivieron un giro de timón que cambió su rumbo en la eliminatoria.

La llegada de Jorge Sampaoli a la dirección técnica de la ‘Roja’ oxigenó a un equipo que naufragaba en la mitad de la tabla. El adiestrador de los chilenos recuperó piezascomo Jorge Valdivia, quien estuvo fuera por indisciplina, y a David Pizarro, quien se había automarginado en 2005.

¿Con qué se topará Colombia?

Sampaoli, además de la disciplina, trajo alternativas en varias líneas. Por ejemplo: en el partido contra Venezuela (3-0) jugaron con cuatro zagueros, aunque con la proyección de sus laterales (Isla y Mena), terminaban defendiendo con los centrales (Medel y González) y alguno de los volantes. Aunque contra la Selección Colombia, podría aplicar también una estructura con líbero (Medel) y dos «stoppers».

La clave del juego chileno pasa por el sector medular: Allí comienza a gestarse el poderío con el que cuenta la ‘Roja’. El rol de Arturo Vidal, de los mejores volantes del mundo, es mucho más libre. Suele ser acompañado por Marcelo Díaz, de corte defensivo y con salida elegante.

El tercer miembro de esa línea central depende del esquema. Si la defensa es de cuatro, Charles Aránguiz cumple función de ataque. Si es de tres, Pizarro ayuda con su despliegue, alternando las funciones de enganche con Vidal.

El ataque es otra historia. Alexis Sánchez y Eduardo Vargas se alternan las bandas, con diagonales que complican a las defensas más plantadas. Sólo resta definir quién será el nueve. Si Sampaoli quiere ser incisivo, en este listado tiene a los curtidos Humberto Suazo y Mauricio Pinilla. Pero si precisa mayor toque y romper la posición de los centrales, mejor utilizar al díscolo y talentoso Jorge Valdivia.

¿Chile tiene punto débil?

Los chilenos tienen dos talones de Aquiles. Muy pequeños, eso sí. Pero no son invencibles. Por la intensidad y velocidad que le imprime al juego, la ‘Roja’ tiende a caer en llanos en su funcionamiento. Si ha sido una primera parte muy intensa, en la segunda parte tienden a ceder el control del balón al rival. Un enemigo en condiciones tácticas y climáticas favorables –caso de los colombianos– puede aprovechar esas breves distracciones.

El otro es la defensa. No hay dudas en la garra que pone Gary Medel en la cancha. Y bajo la tutela de Sampaoli, no se vio el fuerte temperamento del ‘Pitbull’. Pero tácticamente no puede correr por todos.

González y Rojas, en caso de jugar con línea de tres, deben cubrir bandas muy grandes de terreno. Por ende, tienden a dejar algún claro. No son muchos, así que si Falcao, ‘Teo’ y compañía pretenden hacer daño, deberán aprovechar muy bien las escasas brechas.

Este duelo promete por enfrentar a dos equipos muy dinámicos, con jugadores en nivel superlativo y en una cancha con mucho ambiente. La solidez de Pékerman será puesta a prueba por la velocidad de Sampaoli. Un partido que será para grabarlo y verlo muchas veces en el futuro.